Tres Cantos pertenecía a Colmenar Viejo y en España mandaba Franco
El urbanismo metropolitano de Madrid estaba en manos de un organismo llamado Coplaco. En el año 1967 se presenta un proyecto urbanístico (Plan Parcial de Soto de Viñuelas) que comprende tres fases. En el año 1968 se aprueba la primera fase, que es el actual núcleo de Soto de Viñuelas. La segunda y la tercera fase no llegan a aprobarse, aunque se presentan algún proyecto de urbanización. En 1972 Coplaco deniega la aprobación de a 2ª y 3ª Fase. La decisión fue recurrida. El Tribunal Supremo en 1975 admite el recurso y considera que las fases 2ª y 3ª, habían sido aprobadas en 1967 por silencio administrativo. Aquí empieza el problema, en un Tribunal que estima el recurso y en un error administrativo de la Coplaco, va a hacer pronto 50 años. Muere Franco. Comienza la transición.

Primeros Ayuntamientos democráticos y en 1984 Autonomía de la Comunidad de Madrid.
En el año 1987 se aprueba el Plan General de Ordenación Urbana de Colmenar Viejo en donde se clasifica la segunda y la tercera fase de Soto de Viñuelas como Suelo No Urbanizable de Especial Proyección agrícola de regadío (P6) y de protección ecológica (P3), intentando deshacer el error y queriendo evitar una barbaridad medioambiental. Los propietarios del suelo consideran lesionados sus intereses, no van a ganar con el ladrillo. En este momento 30 personas físicas o familias interponen recurso Contencioso Administrativo.

Año 1991. Tres Cantos pasa a ser Municipio independiente
En el año 1992 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dicta Sentencia favorable a los demandantes (ratificada por el Tribunal Supremo en 1.999) pero sin fijar cantidad y condena a las tres Administraciones Públicas solidariamente. En el año 2003 fija ya la cantidad, que asciende a 42.432.884,54 € (Redondeando: El principal 19 millones y los intereses legales hasta esa fecha 23,5 millones).  Ese mismo año el Ayuntamiento de Tres Cantos aprueba su Plan General de Ordenación Urbana y mantiene la misma clasificación para El Tagarral. Suelo protegido, no urbanizable. Pero la Comunidad de Madrid considera que no se justifica suficientemente esa clasificación y la deja en suspenso.

Las constructoras
En el año 2005 una empresa formada por las constructoras MARTINSA y NOZAR (en la actualidad ambas quebradas y liquidadas) compra por un alto precio el 92% de los terrenos -no urbanizables- a los propietarios. Sólo la familia Masaveu -banqueros- retiene su 8%. En el año 2007 el Tribunal Supremo no admite los recursos presentados por los demandados. Queda finalizada la vía judicial en espera del cumplimiento de sentencia. En el Año 2010, los propietarios piden un aplazamiento de la ejecución. ¿Se busca un acuerdo fuera de los Tribunales? Se conceden 2 años.
En febrero el Concejal Moreno -ahora Alcalde- envía una carta a los vecinos informando de la sentencia y señalando varias soluciones, apuntando como la más ventajosa volver a reclasificar los terrenos como urbanizables. Proponiendo un acuerdo de dudosa legalidad. En febrero de 2013 el Ayuntamiento envía a la Comunidad de Madrid un supuesto informe “medioambiental”, elaborado exactamente en 8 días, junto con una propuesta del Concejal de Urbanismo para reclasificar suelo protegido del Municipio en urbanizable, incluyendo El Tagarral. (En 2016 nuestro grupo presentó una moción, aprobada por todos, para retirar el estudio).

Fotografía de la Biblioteca Nacional de la construcción de El sifón de El Bodonal en el Tagarral, uno de los mayores logros de la ingeniería civil española del siglo XIX. Fotografía de Charles Clifford del sifón del Bodonal

Enlaces de interés

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies