Consensuadas todas las mociones presentadas. El equipo de gobierno se tomó unas vacaciones anticipadas, dejando muchas cuestiones pendientes.

photo_2017-07-22_09-40-05Presentamos una moción que pedía el mantenimiento del número de horas semanales que estaban recibiendo los usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio de la Comunidad de Madrid y que recientemente se han visto recortadas; que cuando se reconozca el derecho a las personas dependientes, se les atienda con carácter inmediato en el Servicio (SAD) y que, entretanto se consigue, sean atendidas por el SAD Municipal, cuyo gasto deberá ser compensado por la Comunidad de Madrid.

Consensuamos solicitar al Gobierno del Estado un incremento significativo, en los Presupuestos Generales del Estado, de la asignación destinada para la lucha contra la violencia de género y para políticas de igualdad. La necesidad de este esfuerzo presupuestario se hace dolorosamente evidente día tras día.

Consensuamos la moción del grupo socialista de mejora de los servicios sociales en nuestra Comunidad, elaborando un estudio de las necesidades y garantizar, para el presente ejercicio, una dotación presupuestaria suficiente.

Como otros muchos municipios, apoyamos la Iniciativa Legislativa para una proposición de ley de apoyo a la escolarización inclusiva en Madrid.

Por su parte el equipo de gobierno se tomó unas vacaciones anticipadas, inició su “fiesta” de fin de curso, dejando sin contestar -aplazadas para final de septiembre- 25 de las 26 preguntas de la oposición. Si alguien quiere saber algo sobre el mal sabor y olor del agua en algunos sectores, o sobre las medidas que se van a tomar para conciliar el ocio en las terrazas con el descanso de los vecinos, deberá esperar una respuesta que llegará, si llega, cuando el problema no exista o no tenga solución.

Igual ocurrió con las preguntas del público: ¿qué va a pasar con las 1000 viviendas?  ¿cuándo será la reunión entre todas las partes y Fidere (el fondo que las compró)? Y, por otro lado, las preguntas sobre la apertura de una segunda línea del colegio Aldebarán para niños de 3 años. El partido gobernante, utilizó su turno de respuesta para echar balones fuera y dar largas cambiadas.

Los padres que solicitan plaza en el Colegio Aldebarán quedaron sin saber si el Ayuntamiento les apoyaba y cómo pensaba hacerlo. Los adjudicatarios de las 1.000 viviendas fueron burlados con promesas de reuniones “informativas” sin fecha y sin que el Ayuntamiento asuma su defensa.

Por parte de la oposición en general y de nuestro grupo en particular, el apoyo a las demandas de ambos colectivos es claro, evidente y comprometido. Llega el verano, todas y todos tenemos derecho a intentar disfrutar vacaciones, pero las reivindicaciones vecinales no se van a la playa ni a la montaña.

Difunde en
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies