22 de noviembre de 2019.- Después de numerosas quejas de l@s vecin@s de Las 1000 viviendas por los desperfectos que estaban observando en sus viviendas, grietas, abombamientos de las fachadas, desprendimiento de ladrillos, entre otras; hace un mes el fondo buitre Fidere, que compró las viviendas a un precio irrisorio, decidió comenzar con el arreglo altamente demandado.  Se empezaron las obras en Avenida de Castilla y León hace aproximadamente un mes, pero misteriosamente se paralizaron hace algo más de una semana, y se vallaron los tres edificios sin dar ninguna explicación a los vecin@s, algun@s de los cuales ya son propietarios. Las medidas tomadas no generan ninguna seguridad, los augurios no parecen ser buenos.

Desde Ganemos Tres Cantos solicitamos al gobierno municipal se implique directamente en el asunto y envíe a los técnicos municipales para controlar las obras y garantizar la seguridad de las vecinas y vecinos. Es necesario que, de una vez por todas, se ponga fin a la pesadilla que viven.

Al parecer están surgiendo problemas del mismo tipo en las viviendas cercanas, por lo que solicitamos también que se haga un estudio riguroso del estado en el que se encuentran.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies