PP Lapuerta-González-Folgado-MorenoCorría mayo del año recién acabado cuando un periodista de El Mundo publicaba sobre Tres Cantos. En concreto, sobre las extrañas relaciones entre Lapuerta, Ignacio González y Fernando Martín.

Lapuerta es un anciano, extesorero del PP de Madrid, que no va a ser llamado a declarar al juicio de la operación Lezo, por estar demenciado. Ignacio González es el expresidente, presuntamente muy corrupto, de la Comunidad de Madrid y exsecretario general, también presuntamente muy corrupto, del PP de Madrid.  Fernando Martín es el expresidente de una de las constructoras propietarias (Martinsa-Fadesa) de la finca de El Tagarral, aquí en Tres Cantos. Su constructora tiene en su haber la suspensión de pagos más importante de la historia económica de España.

Aquel artículo señalaba sospechas contradictorias y no levantó mucho ruido. Diferente es lo sucedido con el del 3 de enero que acusa, sin tapujos: El ex tesorero del PP … maniobró para modificar la calificación urbanística de la finca El Tagarral de Tres Cantos, de Martinsa. Álvaro Lapuerta llamó directamente a los consejeros para estas gestiones”.

Hablamos del año 2012, Esperanza Aguirre aún era presidenta del PP y del Gobierno de la Comunidad de Madrid. En nuestro municipio, el alcalde era José Folgado -todavía no le habían ofrecido la bien pagada presidencia de Red Eléctrica (REE)- y el urbanismo estaba a cargo de Jesús Moreno. En febrero de aquel año, este concejal -alcalde desde marzo de 2012- envió una carta a los vecinos informándonos de la sentencia -que condenaba solidariamente a Tres Cantos- y señalando varias soluciones sobre la finca de El Tagarral. Apuntaba como la más ventajosa, en la carta y en su intervención del pleno de febrero del 2012, volver a recalificar los terrenos como urbanizables, proponiendo un acuerdo de dudosa legalidad. En febrero de 2013, el Ayuntamiento envió a la Comunidad de Madrid un supuesto informe “medioambiental”, elaborado exactamente en 8 días, junto con una propuesta del Concejal de Urbanismo para recalificar suelo protegido del Municipio en urbanizable, incluyendo El Tagarral. Afortunadamente la locura no salió adelante.

Imposible eliminar el velo de la duda, sobre la relación temporal de actividades. El extesorero maniobra en Madrid para recalificar y, al mismo tiempo, José Folgado y Jesús Moreno maniobran en Tres Cantos para recalificar. Y todo ello envuelto en medias verdades y ocultaciones.

Entretanto, el presunto corrupto Ignacio González pagaba -justo cuando a Martín se le agotaban los plazos de su plan de viabilidad imposible- los 63 millones de la sentencia de El Tagarral en su totalidad, que acumulaba 4.000 € diarios de intereses. Moreno daba por arreglado el asunto, tal y como se refleja en los plenos de septiembre y octubre de 2014.

Ahora Cifuentes nos reclama judicialmente la tercera parte del pago, 21 millones.  ¿Puede desprenderse del relato la complicidad de José Folgado y Jesús Moreno en los trapicheos del Partido Popular, con Ignacio González y su tesorero Lapuerta? No podemos afirmarlo, pero las coincidencias y los tiempos nos hacen sospechar. Mientras tanto, nuestro alcalde mira a otro lado, esperando que las cosas se solucionen sin su intervención. A la sospecha de corrupción añadimos la duda sobre su capacidad para gestionar.

Difunde en
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies