Artículo originalmente publicado en ‘Norte Tres Cantos’ del mes de septiembre

Este mes de septiembre comienza con una iniciativa a nivel mundial que puede, y esperemos así sea, marcar un antes y un después en la protección del Medio Ambiente. Esta semana de movilización por el Clima, del 20 al 27 de septiembre, que culminará en la Huelga Mundial del día 27, surge por la inquietud manifiesta de la juventud de diferentes países que, estableciendo una gran red de colectivos y asociaciones conectadas a nivel global, pretende llegar a toda la población. La juventud ha tomado esta vez el testigo de concienciación de una problemática que, si bien tenemos presente a nivel colectivo, no estamos siendo lo suficientemente conscientes de la gravedad de la situación. Llevamos años escuchando hablar de los efectos catastróficos de no poner freno a esta deriva medioambiental. Tanto es así que jóvenes y no tan jóvenes hemos crecido y convivido con términos como cambio climático, efecto invernaderoagujero de la capa de ozono y podría decirse que de alguna manera nos hemos familiarizado y acostumbrado a coexistir con esa “amenaza” que, sin embargo, no llegamos a sentir como algo cercano. Además, este hecho se ha visto potenciado por figuras públicas y gobiernos que, en muchos casos, han hecho caso omiso a la llamada de la comunidad científica, la ciudadanía o las asociaciones ecologistas, principalmente por intereses económicos.

Esta vez, ha sido esta inquietud propia de las personas más jóvenes la que ha conseguido traspasar tanto la barrera generacional, moviendo a otros sectores de la sociedad, como la de remover y hacer consciente a la población de que estamos ante una emergencia climática planetaria. Es por eso por lo que esta Huelga y semana de movilización cobran dimensiones históricas.

En España, más de 100 organizaciones se han adherido a un manifiesto por el clima que pide que se declare, “de manera inmediata, la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias” ya que, “no responder con suficiente rapidez y contundencia a la emergencia ecológica y civilizatoria supondría la muerte de millones de personas, además de la extinción irreemplazable de especies imprescindibles para la vida en la Tierra, dadas las complejas interrelaciones ecosistémicas”. Se recalca además la necesidad del compromiso político, instando a las administraciones a estar a la altura de las necesidades que exige el momento” con una mención clara y específica a los ayuntamientosHa llegado el momento de que las instituciones públicas dejen de mirar para otro lado, ya que tienen la responsabilidad no solamente de concienciar a la ciudadanía, sino que deben tomar de manera inminente todas las medidas necesarias que competan a su ámbito de actuación. Y esto, como hemos dicho, incluye a los gobiernos municipales.

Tomando la famosa frase “piensa globalmente y actúa localmente”, desde Ganemos Tres Cantos, con nuestra vocación municipal, asumimos este compromiso con la responsabilidad y seriedad que el tema requiere. En el último pleno de julio de Tres Cantos, se aprobó una moción con unos claros compromisos secundados por todos los grupos municipales, a excepción de Ciudadanos. Fue un buen comienzo. Ahora, con el mes de septiembre recién empezado, queda por ver la labor que va a realizar el Gobierno Municipal, de momento poco comprometida, no sólo en la difusión de la Huelga y la semana de movilización por el clima, sino en las actividades de divulgación científica, información y concienciación sobre la problemática que se proyecten para estas 7 jornadas históricas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies